Crecimiento de remesas en México, fenómeno social y económico: Giselle Arellano

20 enero, 2021
remesas

Para sorpresa de muchos, México superó el pronóstico global del Banco Mundial en cuestión de remesas, ya que el organismo financiero internacional estimaba una caída en el envío de dinero entre particulares de un país a otro del 20% en el 2020, mientras que México creció 8.4% en ese mismo periodo.

Con este incremento en el envío de remesas de otro país, México ya se posiciona en 3er lugar como receptor de este concepto, únicamente por debajo de China e India. Estados Unidos es el país del cual provienen el 94.6% de las remesas que ingresan al país.

Para Giselle Arellano, quien actualmente cursa la maestría en dirección empresarial- MEDEX por el IPADE Business School,  este fenómeno se debe a dos factores, una de tesitura social y otra económica, pero ambas benéficas para el momento que estaba viviendo nuestro país, México.

“El gobierno americano autorizó estímulos económicos mismos que han beneficiado en un gran porcentaje a mexicanos que poseen ciudadanía americana y/o documentos legales de residencia. Para aquellos connacionales que no pudieron viajar en estas fiestas decembrinas optaron por enviar dinero por transferencia, Western Union o Moneygram.”, explicó Giselle Arellano.

Si bien es sorpresivo que en plena crisis económica las remesas tengan números tan altos, no hay que pasar por alto el gran peso que tiene en la economía mexicana los migrantes, explicó la Lic. Giselle Arellano.

“Desde que el Banco de México mide las remesas que llegan al país como tal en 1995 los datos han cambiado radicalmente. En 1995 recibíamos cerca de 250 millones de dólares mensuales, mientras que hoy estamos por encima de los 3 mil millones de dólares, convirtiéndose en el principal generador de divisas del país”, apuntó Giselle Arellano.

El envío de remesas se ha vuelto una cuestión cultural para muchas familias mexicanas, pues las nuevas generaciones crecen con la idea de que solo yendo a Estados Unidos podrán sostener a sus familias.

Giselle Arellano

“Año con año se presenta una especie de relevo generacional entre los migrantes, ya que algunos son deportados o la edad ya no les permite seguir trabajando. Al tiempo que las familias experimentan la llegada de alguien, experimentan la partida de otro. Lo que se dice el ‘sueño americano’ es la ‘realidad mexicana’”, comentó Giselle Arellano.

You Might Also Like

Sin Comentarios

Dejar un Comentario